Macrobiótica Ago 16
Por Susana Godinez 0 comentarios

El hígado es el principal órgano del cuerpo humano para la desintoxicación. En efecto, cumple la función de filtrar la sangre día y noche para eliminar las toxinas. Por su parte, la desintoxicación es una serie vital de procesos que mantienen el cuerpo saludable y libre de sustancias tóxicas que pueden causar enfermedades.

Además, este órgano se encarga de filtrar y procesar las hormonas, por lo que su correcto funcionamiento garantiza el equilibrio hormonal. Si hay algún tipo de alteración, puede causar desequilibrios como, por ejemplo, exceso de estrógenos, producción defectuosa de la insulina.

Al desintoxicar el hígado, se facilita la eliminación de toxinas y sustancias de desecho del cuerpo. Además, se combaten los radicales libres y también se promueve la eliminación de metales pesados acumulados en el cuerpo.

Pero, además, hay otras 7 importantes razones por las que deberías desintoxicar el hígado.

  • Si tu dieta es rica en grasas saturadas y grasas procesadas

Muchos de los alimentos que consumimos actualmente están cargados de grasas saturadas y grasas procesadas que se van acumulando en nuestro cuerpo. El consumo de alimentos fritos, alimentos no orgánicos de origen animal, comidas procesadas, enlatados y embutidos, entre otros, hacen que el hígado trabaje extra y se agote fácilmente. Esto se debe a que el hígado es el responsable de descomponer todos estos alimentos y, precisamente, estos son difíciles de procesar.

  • Si llevas una dieta rica en carbohidratos procesados

carbohidratos

Alimentos ricos en carbohidratos procesados como el pan blanco, pastas blancas, bebidas azucaradas y dulces, causan sobrecarga en el hígado. Esto se debe a que este tiene la función de regular los niveles de azúcar en la sangre, por lo que tendrá que esforzarse más.

Por eso, si tu dieta es rica en este tipo de alimentos, es muy conveniente que desintoxiques tu hígado regularmente.

  • Si consumes alcohol o medicamentos recetados

El alcohol y los químicos de los medicamentos son sustancias muy difíciles de filtrar para el hígado. Cuando una persona consume bebidas alcohólicas en exceso o toma medicamentos por mucho tiempo, puede empezar a sufrir diferentes trastornos. Entre ellos, podemos destacar el hígado graso o la cirrosis hepática.

  • Si respiras aire contaminado

Son pocos los lugares del planeta donde podemos respirar aire puro y saludable. La mayoría de nosotros estamos respirando un aire contaminado y lleno de partículas tóxicas que pueden afectar la salud a largo plazo. Los pulmones absorben todas las sustancias tóxicas del aire, pero es el hígado el responsable de filtrarlas y eliminarlas.

  • Si no duermes ni descansas lo suficiente

dormir

Aunque muchas veces lo ignores, no descansar o dormir bien afecta mucho tu calidad de vida. En el caso del hígado, el sueño reparador es esencial para su funcionamiento óptimo. Por esta razón, es importante descansar bien y darle ese tiempo para cumplir sus funciones.

  • Si haces demasiado ejercicio

Aunque el ejercicio es clave para eliminar las sustancias tóxicas del cuerpo, el abuso del mismo podría ser dañino.

En efecto, el exceso de ejercicio podría incrementar la acción de los radicales libres, dándole tiempo insuficiente para combatirlos. Si este es tu caso, es conveniente desintoxicar y tomar un merecido descanso.

  • Si llevas una dieta pobre en micronutrientes

Nutrientes que no deben de faltar en una dieta saludable

Los micronutrientes son esenciales para un correcto funcionamiento del hígado. Es clave llevar una dieta que le proporcione vitamina C, ácido fólico, vitamina B3 y B6 y la vitamina E, entre otros. Además, necesita aminoácidos esenciales como la glicina y taurina, al igual que calcio. Si tu dieta tiene estas deficiencias, es importante mejorar la alimentación y tomar suplementos si fuera necesario.

Es importante mantener un adecuado funcionamiento del colon, tomando agua de manera regular y fibra vegetal. Incluir en la dieta especias y alimentos amargos que contribuyan a la limpieza del hígado, como por ejemplo la cúrcuma, el boldo, el romero, la salvia, entre otros.

Los productos naturales como las frutas y las verduras, aportan fibra que ayudan al hígado a sacar del cuerpo las toxinas. Estos alimentos además de aportar nutrientes y antioxidantes, contienen vitaminas y minerales necesarios para el funcionamiento normal del cuerpo. (Ver recuadro: “Otras recomendaciones.”)

Los vegetales de hoja verde como repollo, lechugas, brócoli, espinacas, apio, etc. y frutas como la toronja, el mango, limones, la papaya, la naranja, la manzana y la piña, entre otras, son recomendadas por los médicos.

Con que usted tome la decisión de llevar una dieta sana en la que las frutas y verduras jueguen un papel principal y donde los alimentos industrializados, harinas y azúcares sean eliminados, habrá dado el paso más importante para desintoxicar su hígado. Además de limpiar este órgano, ayuda a desintoxicar el cuerpo y a fortalecer el sistema linfático. No hay ningún efecto indeseable.

Se estima que en un período de cuatro semanas, no sólo se habrá logrado reducir talla y perder peso, sino que notará la sensación de bienestar y el organismo recargado de energía vital.

Los síntomas más visibles

Pero ahora viene la pregunta más complicada: ¿cómo saber si mi hígado está intoxicado? Algunos síntomas son más comunes, pero otros pueden servir como alerta de esa posible intoxicación.

Problemas estomacales: el sentir gases diariamente, con digestiones pesadas que se acompañan de dolores e hinchazón en el abdomen pueden ser uno de los primeros síntomas de que el hígado no está funcionando correctamente. Además, a ello se le puede sumar cambios en el color de la orina y las heces, con tonalidades más claras y pálidas que podrían aparecer con pequeños restos de sangre.

Alteraciones en la piel: la sensación de picor continuo en la piel junto con molestias, si es un problema recurrente puede ser debido al mal estado del hígado. Aún así, el síntoma más visible en la piel es la ictericia por el color amarillento que coge la piel debido a los altos niveles de bilirrubina al no poder ser eliminada por completo.

La fatiga: el cansancio o malestar es normal debido a que el hígado está trabajando más de la cuenta, restándonos parte de nuestra energía y que puede llevar a provocar alteraciones en el sueño.

Te traemos un producto de alta calidad que va a garantizar que tu hígado va a funcionar de la mejor manera: Green Life de Drasanvi

La alcachofa o alcaucil es un aliado de oro para quienes tienen hígado graso o diabetes. Su poder principal reside en la capacidad para reducir el nivel de colesterol en la sangre, sumado a su acción directa sobre el hígado una acción colerética que aumenta la secreción biliar.

La raíz del diente de león puede ayudar a desintoxicar el hígado. La función de la planta consiste en dificultar la creación de toxinas y facilitar el desecho de las existentes. Si el órgano presenta problemas para funcionar, la planta puede ayudar a que el mismo vuelva a realizar sus funciones de forma normalizada.

El Cardo Mariano es una planta ampliamente empleada en el tratamiento de diversas enfermedades. Comúnmente es usada para tratar problemas hepáticos, demostrando excelentes resultados en la salud de personas con este tipo de padecimiento. Además, también se le atribuyen propiedades antiinflamatorias, antioxidante y antialérgicas.

Pepino: un excelente diurético, laxante e hidratante, resulta uno de los depuradores más completos que nos ofrece la naturaleza y, en consecuencia, un gran aliado para el hígado

El perejil es rico en minerales como el potasio, el ácido fólico y las vitaminas C, B12, K y A. También contiene antioxidantes. El perejil funciona como un diurético que ayuda a purificar el hígado y los riñones

Recientemente la Universidad Estatal de Pensilvania ha comprobado a través de un estudio que la combinación del extracto de té verde y el ejercicio reducen la gravedad de la enfermedad del hígado graso relacionada con la obesidad en un 75 por ciento en ratones alimentados con una dieta alta en grasas.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.